Revisión de las Válvulas de Drenaje

Las válvulas para el control de fluidos no deseados (drenaje) son checks que permiten el paso en la salida, pero evitan el regreso del flujo por la misma vía. No son válvulas comunes ya que la mayoría de las válvulas de retención son piezas que están cerradas y no permiten su desmantelamiento, las diseñadas para drenaje son unas válvulas que cuentan con una tapa superior que se puede abrir.

La intención con la que se puede desarmar esta pieza es con la finalidad de poder dar revisión a la clapeta o disco, ya que cuando se trabaja con drenajes, se puede dar el caso de que haya en el fluido algún sólido como plástico, ramas o piedras (sobre todo en inundaciones) que llegaran a obstruir el buen funcionamiento y cierre del columpio. Para esto es necesario abrirla  periódicamente para limpiar y revisar que la válvula tenga el paso libre y un buen estado físico.

Sin embargo no todas las válvulas cuentan con un diseño cómodo para este proceso, generando que con el tiempo haya desidia en la revisión o sencillamente evasión del proceso porque la mayoría de veces, cuando la tapa no es fácil de abrir, es necesario contratar a una persona para este servicio. Este punto es muy delicado ya que todas las válvulas de drenaje requieren esta revisión periódica, y la omisión de este proceso generará con el tiempo un atasco en la válvula; con esto una inundación, por no cerrar el disco de manera correcta; o un colapso en la salida del drenaje, por basura acumulada en la válvula.

Todas las válvulas de drenaje requieren revisión periódica.

Las válvulas más comerciales para el control de fluidos no deseados se fabrican principalmente en dos materiales: plásticas y de fierro fundido. En plásticas hay todo tipo de calidades y resistencias, las hay desde las desechables, hasta las de alto rendimiento que cuentan con refacciones y fácil apertura como las  Válvulas Antiretorno de Drenaje SPEARS. En fierro fundido, generalmente las válvulas son de buen rendimiento, pero como no es sencillo el proceso de abrir, con el tiempo se deja de considerar la limpieza; en cuanto a refacciones, aunque en algunas marcas se puede sustituir la clapeta (Helvex), es muy común que al dar olvido a la válvula, ésta se deteriore impidiendo el remplazo de la pieza dañada.

Otra de las desventajas de las válvulas de fierro fundido es que con el tiempo se oxidan, y con esto el remplazo de la válvula es inevitable. Llega un punto en que se solidifica la tapa a la válvula y esto provoca que sea imposible el poderse abrir, o también los acoples que permiten el movimiento del columpio se deterioran tanto que es imposible el remplazo de la clapeta.

No dar revisión a las válvulas de drenaje provocarán su mal funcionamiento.

Como consejo, podría decir que antes de invertir en una válvula para drenaje, siempre analices todos los panoramas (presión de trabajo, refacciones, durabilidad, flujo de salida, etc…). Recuerda que no sólo invertirás en una válvula, sino también en su instalación.

Estoy atento a tus comentarios, y en cualquier cosa en la que te pueda ayudar, no dudes en contactarme.

¡Hasta pronto!

José A. Valdés Navarro
jvaldes@valcoindustrial.com.mx 

11 opiniones en “Revisión de las Válvulas de Drenaje”

  1. Buen día cuanto cuesta la válvula antiretorno PVC con extensión de 1.5 mts de 4″

    Donde la puedo comprar

    Agradezco de antemano se respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.