Sifones: angular y recto

Un sifón es un niple (tubo corto con roscas externas en sus extremos) con curvaturas, las cuales provocan una mejor medición y rendimiento en los manómetros.

Estas piezas, también conocidas como “cola de cochino”  o “rizos”, evitan averías y desajustes en los manómetros puesto que amortiguan los cambios de presión  (golpes de ariete). También aíslan o separan el manómetro de las temperaturas extremas, logrando así un espacio de aislamiento térmico.

Sifón, cola de cochino o rizo.

Cuando en la tubería se maneja vapor, los sifones son básicos puesto que hacen que el manómetro trabaje por acción del agua condensada y no por el vapor.

Son herramienta esencial en líneas de vapor.

 

Se fabrican en acero inoxidable y acero al carbón, en diferentes cédulas y costuras, en diámetros comerciales de 1/4, 3/8 y 1/2 pulgada.  Principalmente hay dos tipos de figuras: la angular y la recto. Aunque hay muchas formas, dependiendo el país donde se adquieran, todas ellas lo que buscan es que por medio de giros en el fluido, se estabilice la presión.

Los más usuales son los angulares y los rectos.

Elegir un sifón angular o recto depende básicamente del tipo de salida que tenga tu manómetro (bien sea inferior o posterior), además de la ubicación que va a tener el manómetro en la tubería. En ambos casos, tanto en una cola de cochino recta o angular, el fluido da una vuelta de 360°

Me gusta mucho saber de ti, no dejes de hacerme llegar todos tus comentarios.

¡Hasta pronto!

José Valdés Navarro
Valco Industrial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.